No Frame
INICIO
PERIÓDICO
NORMATIVA
VIDEOS MILITARES
LIBRO DE RELATORIA
NOTINFANTERIA

HISTORIA

BATALLÓN DE HONOR DE INFANTERÍA No. 41 CHACRAS, BREVE RECUENTO DE SUS VIVENCIAS.

PRESENTACIÓN.

Las tradiciones constituyen un elemento importante en la vida de una institución. Ellas transmiten noticias, ritos, costumbres, comportamientos, hechos de nuestros antepasados al correr de los tiempos y el sucederse de las generaciones. La milicia no podía substraerse de esta situación y desde tiempos inmemoriales mediante un conjunto de normas ha patrocinado las formación fuera de los cuarteles, de agrupaciones que a más de mantener y practicar las tradiciones militares, enfrenten de la mejor manera el cultivo y practica de los sentimiento de amistad, compañerismo y solidaridad, características valiosas de la formación militar que se reduce a la practica diaria del celebre espíritu de cuerpo que se forja en tiempo de paz y toma fuerza en tiempo de guerra que sin duda es el más espectacular de los fenómenos sociales de la historia y sin temor a equivocarme ella cambia el destino de los pueblos. El triunfal conflicto con el Perú del año 1995, da fé de esta forma de pensar.

De la guerra se podría hablar largamente pero hacerlo sin mencionar al hombre, seria despreciar la innegable grandeza rayada en lo sublime que existe en el disciplinado valor, en el heroico comportamiento y en la fe en los ideales que anima a los combatientes de todas las Armas participantes impulsándoles a enfrentarse con la angustia y la destrucción, hasta vencer o morir. Uno de los anónimos participantes en forma heróica y mayoritaria es el soldado de Infantería que agrupándose y desafiando todo obstáculo se enfrenta al enemigo y lo vence fiel a su invulnerable y tradicional mandato: SIEMPRE ADELANTE.

En nuestro país en los finales del siglo XX, varias tradicionales instituciones civiles comenzaron a vivir en los asomos de la primavera; otras ya existentes, hemos visto que se aproximan a su invierno, mientrás la institución armada goza se puede decir de un verano magnificó, restallante de sol y energía aunque negros nubarrones se ciernen en el horizonte y ellos, nos dicen que nuestras FF.AA. podrían ir hacía el otoño, si nosotros, sus componentes en activo y pasivo, no pensamos como un solo hombre y actuamos con valor y energía contra las diarias amenazas, pues estamos seguros que de casi todo podemos evadirnos, en el curso de la vida individual, social o nacional y universal, excepto de los procesos históricos que implacables atacan y destruyen a los desunidos, razón más que suficiente para pensar que toda institución tiende su poderosa saeta hacia el porvenir, pero hay que advertir y descubrir la dirección de ese impulso para enmendar errores, corregir desaciertos y hacer todo lo posible y hasta lo imposible, para estrechar los lazos de camaradería entre oficiales activos y pasivos, sin distingos de jerarquías y sin personalismos con seguridad bajo éstos y otros pensamientos en el mes de mayo de 1989, tres generales de Infantería de mayor antigüedad para esa fecha, señores Carlos Augusto Jarrin Jarrin, Joffre Gaitan Lima Iglesias y Luís Homero Berrazueta Pastor dieron los primeros pasos para organizar el Batallón de Infantería que desde entonces aglutina a los oficiales de la noble Arma. El acuerdo en mención es claro y terminante Robustecer la unidad de todos sus miembros Activos y Pasivos y contar con un medio adecuado de coordinación de las diferentes instancias históricas y cívicas del Ejército Nacional. El documento recordando el célebre combate del Chacras del año 41 y en homenaje a esa gesta heróica, designa a la nueva unidad con el nombre de BATALLON DE HONOR DE INFANTERIA Nro. 41 CHACRAS, además, buscando homenajear por siempre a los heróicos defensores de nuestra integridad territorial frente la invasión peruana en la Provincia de el Oro, se nombra Comandantes Honoríficos y Vitalicios a los señores coroneles de Infantería Octavio Ochoa Ochoa, Jorge Félix Vega Dávila y Jorge Chiriboga Donoso.

Así creada la Unidad de Honor una de sus primeras acciones fue nominar al Comando y Plana Mayor, distinciones que fueron otorgadas a los siguientes señores Oficiales:

GRAD. ENRIQUE CALLE SOLANOComandante

CRNL. HERNAN TORRES BONILLAP-3

CRNL. JORGE CEVALLOS SALAZARP-4

TCRN. SERGIO JIJON ESPINOZA

TCRN. GONZALO RAMOS SEVILLAP-1

TCRN. VICENTE MOSCOSO TAMARIS 2do. CMDT.

CRNL. GALO MONTEVERDE CASTROCoordinador

SEDE SOCIAL Y ESTATUTOS

Las primeras acciones del naciente batallón fueron encontrar una sede social y elaborar su estatuto.

La primera necesidad se solucionó sesionando inicialmente en la biblioteca del Círculo Militar y luego en una aula del Colegio Militar Eloy Alfaro.

Tiempo después, por gestiones del primer comandante del Batallón señor general Luís Jácome Chávez y segundo comandante coronel Galo Chacón Izurieta, se consiguió la entrega de la actual sede por parte del Instituto de Idiomas-ESPE, cumpliendo de esta forma una disposición del comando del Ejército, hecho que dio lugar a un reconocimiento público y un acuerdo homenajeando a los autores de esta beneficiosa orden Srs. generales de Infantería José Gallardo Román, Jorge Villalba Yerovi y Jorge Ortega Espinosa.

La recepción de la instalación se cumplió el 15 de junio de 1992, procediéndose de inmediato a su arreglo y adecuación.

Más tarde el 28 de diciembre de 1997 la Honorable Junta de Defensa Nacional mediante escritura pública entregó en comodato a la ESPE por 10 años el edificio donde está funcionando el Institutos de Idiomas con una cláusula especial que dice: SÉPTIMAademás deberá permitirse la continuación de la utilización de las instalaciones en donde viene funcionando la Plana Mayor del Batallón Honorífico de Infantería Nro. 41 Chacras

Es oportuno hacer conocer también que la citada escritura en su cláusula CUARTA, señala que la duración del comodato podrá ser renovada previo acuerdo entre las partes (H. Junta de Defensa, ESPE y BHI-41 CHACRAS).

En cuanto a los soportes jurídicos es necesario y oportuno mencionar que todos los que en su oportunidad han sido puestos en vigencia, proclaman y coinciden con la misma y siempre presente finalidad de la organización: fortalecer los vínculos de amistad y confraternidad entre los Oficiales de Infantería en servicio Activo y Pasivo; acrecentar su importancia tanto dentro de las fronteras patrias, como fuera de ellas mediante el desarrollo de actividades cívico-culturales, deportivas y sociales.

Como objetivos se han señalado:

a)Destacar y resaltar los valores y cualidades del soldado Ecuatoriano y en particular el soldado de infantería, relevando los diversos actos heroicos de sus miembros y del arma a fin de mantener latente el espíritu militar Institucional, reconociendo la valía de sus miembros dentro del que hacer histórico de la Patria;

b)Constituirse en organismo de coordinación para llevar adelantes acciones que fomente el bienestar social del personal y familiares en servicio activo y pasivo;

c)Fortalecer el compañerismo y apoyo mutuo entre sus integrantes;

d)Contribuir en todo lo que fuere posible a mantener y robustecer la unión, los valores Morales y el Espíritu Militar de todos los componentes de nuestras Fuerzas Armadas; y,

e)Otros que se establezcan en el futuro.

Cronológicamente los estatutos que han guiado la vida institucional son los siguientes:

Estatutos aprobado por la Asamblea General Extraordinaria del 17 de noviembre de 1989.

Reformas al estatuto anterior aprobada por la Asamblea General Extraordinaria del 20 y 21 de octubre de 1994.

Este estatuto dio origen al Reglamento Interno, aprobado el 25 de abril de 1995.

Imbuidos del permanente afán de unir los lazos de amistad y compañerismo entre los oficiales del Arma mediante una intensa actividad social con miras a alcanzar un sano esparcimiento, el comando del señor general Carlos Jarrin, visionariamente procedió a la compra de un terreno en Tonsupa-Esmeraldas para la construcción de un complejo vacacional, adquisición que se efectuó el 14 de marzo de 1995 en la Notaria Cuarta de esta ciudad. Este hecho motivo la conformación de la Asociación Batallón de Honor de Infantería Nro.41 Chacras, que en acta constitutiva del 5 de mayo de 1994, dio origen a una entidad de derecho privado con plena autonomía financiera y administrativa.

El siguiente paso fue actualizar el estatuto en vigencia considerando el cambio de entidad militar a una organización autónoma y con plenos derechos y obligaciones de acuerdo con nuestras leyes.

El estatuto fue discutido y aprobado por la Asamblea General de socios los días 9,16 y 23 de junio de 1994, siendo posteriormente aprobado por el Ministerio de Bienestar Social con acuerdo No. 002692 del 6 de octubre de 1994.

En líneas anteriores se mencionó la compra del terreno en Tonsupa, el mismo que inmediatamente mereció especial atención, se construyó el cerramiento y se hicieron varios trabajos de infraestructura.

Para iniciar la construcción de las villas vacacionales y ante la necesidad de conseguir financiamiento por parte del Ministerio de Defensa Nacional fue necesario reformar el contenido de los artículos 3ro. y 11o del estatuto de la Asociación, el mismo que pasó a señalar la posibilidad de obtener recursos económicos lícitos de organismos de carácter público o privado para realizar obras de beneficio comunitario como son: casas vacacionales, instalaciones geriátricas, centros de reposo para minusválidos de guerra etc. (Asamblea General 8 y15 diciembre de 1997) Efectuados los cambios sugeridos por el Ministerio de Bienestar Social, y aprobados el 15 de junio de 1998, se consiguió el financiamiento para la construcción de las primeras seis viviendas del complejo y el estatuto en mención pasó a constituir el respaldo jurídico vigente.

De 1989 a la presente fecha a más en los estatutos también se han elaborado y difundido varios reglamentos y normativos que han permitido mantener una fluida gestión administrativa.

VILLAS VACACIONALES.-

Desde mayo de 1997 una de las mayores atenciones de los diferentes comandos, ha sido la construcción, mantenimiento, ampliación y adecentamiento del complejo vacacional y así, el comando del periodo 1997-1999 construyó las seis primeras villas y fueron entregadas completamente terminadas.

El comando del período 1999-2001 procedió a la construcción de una piscina, cabaña-bar, vivienda del administrador, jardines y estacionamiento de vehículos. A continuación en los años 2001-2003 se construyeron seis departamentos adicionales y un bar funcional.

El comando 2003-2005 en febrero del 2004 procedió a la compra del terreno adyacente de 1.500 m2, gestionando un préstamo al Círculo Militar, con la idea de incrementar el número de villas y estacionamientos.

A la fecha sin descuidar el mantenimiento de la construcción existente, se está buscando la posibilidad de comprar el edificio adyacente en el lindero norte de la propiedad. El vendedor es el Banco Rumiñahui y su valor 347.000 dólares.

A la fecha los activos de la Asociación en Tonsupa, alcanza el valor aproximado de 365.400 dólares.

La utilización de las villas vacacionales es satisfactoria y rentable. Brinda comodidad, seguridad y sobretodo es como estar en Casa Propia y la Asociación ha alcanzado uno de sus objetivos en el área social.

PERIÓDICO SIEMPRE ADELANTE

El Comando del Batallón período 1990-1991 en el afán de establecer un nexo real entre los Oficiales de Infantería en servicio activo y pasivo y al mismo tiempo estimular a las personas deseosas de hacer conocer a sus compañeros de armas, sus inquietudes en los temas de la profesión militar, así como otros de cultura general: historia, poesía, relatos etc. inició la publicación anual del periódico Siempre Adelante, que goza de la simpatía de miles de lectores, pues su presencia lo hace en las festividades del Arma -25 de mayo-y en tirajes que van de los 1.500 a 2.000 ejemplares. Desde el primer número el periódico presentó su escudo, el mismo que fue oficializado con orden de Comando No. 920010-BHI-41 del 21 de agosto de 1992, distintivo que nos distingue, de las otras unidades de Honor. El escudo tiene la correspondiente descripción heráldica y no está sujeto a cambio sino siguiendo el mismo procedimiento de su creación.

Actualmente el periódico interrumpidamente ha sido publicado hasta el numero 15.

Otros medios de comunicación entre los socios, representa la edición de boletines informativos que hacen conocer todas las actividades de la unidad de Honor, así como las visitas a Institutos y Unidades en diferentes partes de la Republica debiendo resaltar las visitas hechas al Batallón Constitución y al obelisco de Chacras; al Batallón Santiago y el destacamento adelantado de Soldado Monje fueron objetivos de una visita muy especial en febrero de 1998.

PALABRAS FINALES.-

Estos escritos constituyen un breve recuento de los orígenes y principales vivencias de nuestro querido Batallón Chacras, deseando que ellas sirvan como estímulo para los actuales y futuros mandos y como buenos infantes, se sientan comprometidos con ellos mismos y con quienes portamos y portan la gloriosa insignia de los fusiles cruzados.

Nuestro ilustre historiador González Suárez, en el primer tomo de su Historia General de la Republica del Ecuador, escribe: En la vida de los pueblos hay edades diversas, como en la vida de los individuos; pues nacen, prosperan y decaen, cual si recorrieran, como el individuo, los días apacibles de la infancia, los momentos fugaces de la juventud y las molestas jornadas de la ancianidad. Esto escribía en 1890, pensamiento que unido a otro sobre los militares cuando defiende los principios republicano diciendo: Nada tan noble, nada tan respetable, como la profesión de las armas: no obstante, entre todas las clases sociales ninguna se halla tan expuesta como la clase militar a la degradación y al envilecimiento. El soldado puede elevarse al heroísmo, o hundirse en el fango de la más abyecta servidumbre.

Son ideas que nos llaman a reflexión. Por una parte nuestra Unidad esta viviendo los momentos fugaces de la juventud y pronto llegará a su mayoría de edad y somos todos nosotros los que haremos del Batallón una organización de trascendencia en la vida de nuestras Fuerzas Armadas; por otra, en las actuales circunstancias políticas sociales que vive el país, tenemos la obligación de hacer más respetable a nuestro Ejército, que es y será siempre el sostén principal de la seguridad nacional.

LOS VIEJOS Y TRADICIONALES CUARTELES DE INFANTERIA

CRNL. (sp) GALO CHACON IZURIETA

CUARTEL DE IBARRA.-

Otro de los viejos y tradicionales cuarteles de Infantería todavía existente en nuestro país, es el de la ciudad de Ibarra. La breve reseña biográfica y las fotografías anexas, nos recordaran algo de su historia trayendo a nuestra memoria, viejas añoranzas.

Ubicado frente a la plaza 9 de octubre entre las calles Flores y García Moreno en el centro de la ciudad, su construcción se inició entre 1908-1910 siguiendo el proyecto del arquitecto ibarreño, señor José D. Albuja y con la cooperación decidida y entusiasta del personal del batallón de Infantería Jaramijó que durante muchos años permaneció en la ciudad.

En efecto durante el gobierno del general Leonidas Plaza, se organizan nuevas unidades de Infantería y de otras Armas; en Portoviejo los batallones Sucre y Jaramijó, este último es llamado inmediatamente a servicio el 25 de diciembre de 1900 y en forma urgente es trasladado a Ibarra al mando de tres comandantes:

Tcrn. Rafael Almeida 1er Jefe

Tcrn. Graduado Leandro Otoya 2do. Jefe

Sargento Mayor Miguel N. Álava3er. Jefe

Tiempo después, con la presencia del batallón de Infantería No. 3 Pichincha que había estado de guarnición en Riobamba y se incorpora en noviembre de 1912 a la cuidad norteña, se agilita la construcción del cuartel, sin perjudicar el apoyo que también estaba dando a la construcción del ferrocarril Ibarra-San Lorenzo.

En esos años el batallón Pichincha formaba parte de la reciente creada 5ª. Zona Militar (27-diciembre 1912) con jurisdicción en las provincias de Carchi e Imbabura, siendo Tulcán la cabecera de la citada Zona. Compañero de guarnición en el norte del país era otro batallón de Infantería, el No.-4 Marañón, que permanecía acantonado en la ciudad de Otavalo que también tenía su cuartel.

Entre 1923-1927 permanece de guarnición en Ibarra el batallón de Infantería Manabí que termina el frontis del cuartel (revista Ejercito Nacional, No.36-1927) Es relevado nuevamente por el batallón No. 3 Pichincha y es en 1929 cuando toma auge la terminación del edificio el mismo que es inaugurado el 9 de julio de 1931 con asistencia del señor Ministro de Guerra y Marina coronel Carlos A. Guerrero, general Angel I. Chiriboga Inspector del Ejército, teniente coronel Sergio Játiva, Jefe de Construcciones Militares.

En esta última etapa la construcción estuvo a cargo de los ingenieros militares, tenientes Juan J. Mariscal y Miguel Estrella Arévalo, quienes recibieron el total apoyo del mando de la época, conformado por:

Tcrn. Manuel S. Viteri1er. Jefe

Tcrn. Miguel A. Ortiz2do. Jefe

Mayo. Ernesto Robalino3er. Jefe

Los gastos a la fecha de la inauguración se estimaban en setenta y cinco mil sucres.

Las autoridades provinciales y la sociedad ibarreña, con motivo de la inauguración del edificio, homenajearon al Ejército, entregando al comando de la unidad un acuerdo redactado de la siguiente forma:

Los suscritos, congregados el 9 de julio de 1931, en el gran cuartel de Ibarra, considerando: que el bizarro e histórico Batallón de Infantería No. 3 Pichincha, ha contribuido, junto con otras Unidades del Ejercito, con su dirección y trabajo personal, a la construcción de gran parte del Edificio; y que el comportamiento de sus jefes, Oficiales y soldados como militares y ciudadanos, ha sido siempre patriótico y correcto;

ACUERDA

Dejar constancia del aplauso que le tributan sus superiores y la sociedad de Ibarra (Firmas) (*)

Ibarra no tiene un gran patrimonio urbanístico, pues el terremoto del 16 de agosto de 1868 destruyó la ciudad. La torre del viejo cuartel de Infantería, es al momento un ícono ibarreño ya que representa la devota y venerada querencia de la ciudad, a la arquitectónica construcción militar.

El batallón Jaramillo inició sus actividades en la ciudad de Portoviejo en el viejo local del llamado Cuartel de Andrés de Vera que subsistió hasta fines de la década de los 50. Primero fue demolida la fachada principal. En junio de 1959 el cuartel quedó destruido, cuando la población ataca a la Compañía Esmeraldas. En mayo de 1960 se hace cargo del cuartel, el Batallón de Infantería 21 Cayambe. En 1961 se inicia la construcción del nuevo campamento en la vía Picoazá, junto al río Portoviejo. Terminadas las construcciones, estas pasan a poder del Grupo de Caballería Febrés Cordero, pues el Cayambe viaja a su nueva guarnición la ciudad de Cuenca.

Revista EL Ejercito Nacional No.59-Año X QUITO 1931

GALERÍA DE FOTOS DE INFANTERÍA

B.H.I Nº 41 "CHACRAS"

Asociación Batallón de Honor de Infantería Nº 41 "CHACRAS"

untitled1
This Site Was Created Using Wix.com . Create Your Own Site for Free >>Start